TOCA, TOCA Y NUNCA PARES!

Tocar es importante para nuestras necesidades primarias y para el bien estar de nuestra salud mental y emocional.

 

El tacto puede ser una técnica increíble para obtener orgasmos… Creo que la mayoría de los mamíferos somos criaturas que les gusta ser tocadas… Pero primero vamos a explorar un poco esta sensación increíble… Piensa por unos segundos sobre el comportamiento de los perros, vacas y hasta delfines, cuando ellos se dejan tocar parece que nunca quieren que pares, cierto?

Ahora bien, en los humanos los nervios los responsables del sentido de tacto, con el cual podemos percibir si algo está caliente o frío, pero también son los nervios los que nos hacen sentir placer y estimulación.

Muchas personas afirman que podían perderse horas siendo tocadas por su pareja o tocándose a sí mismas.

 

Tocar crea

Pero la verdad es que existe un toque no sexual en la intimidad de las relaciones y a su vez para mostrar mayor afecto durante el día. Como por ejemplo la tan común para muchos palmadita en el ‘pompis’ de tu pareja mientras ésta cocina la cena.

También existe el toque terapéutico, cuando recibimos un masaje o el toque más suave cuando sentimos alguna ansiedad y necesitamos ser acariciados a través del contacto físico para quedarnos tranquilos. Es por eso que tocar sin duda alguna crea y permite que fluya en abundancia oxitocina, la hormona del amor.

Toque erótico

Sin embargo, hay algo más profundo que nos hace despertar cuando el sentido del tacto es explotado en profundidad y es un tocar que la mayoría ignora, pero que particularmente pienso, nos beneficia enormemente hacerlo parte de nuestras rutinas del día a día.

A ver, ¿Y qué tal un toque más sensual y orgásmico? Un toque erótico. Un toque que aumente nuestra energía sexual permitiéndonos llegar a niveles de éxtasis muy altos?

¿Y si pudiéramos ofrecernos a nosotros mismos, a través del tocar, un estado de orgasmo más largo e intenso?

Yo te animo a que te deleites, tocando otras áreas de su cuerpo… puedes empezar por tocando suavemente tus hombros y cuello o pasar muy lentamente una pluma por tus pies, piernas, abdomen, glúteos, labios… Si te apetece usa juguetes, aceites, velas, música, videos todo está permitido. Acompaña este momento especial respirando profundamente y despacio… y por qué no? Mueve tus caderas de arriba abajo o en círculos, como te guste… Esta es la zona donde reside tu energía sexual… siente lo que está experimentando, mientras tocas cada parte de tu cuerpo, siente de nuevo tu respiración, continúa respirando despacio y hondo… tócate a ti mismo e imagina como dejas que el placer fluya desde tu cabeza hasta tus pies como una serie de mini orgasmos.

 

¡Imagina expandir tu placer y orgasmo hasta otro nivel de éxtasis!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.